viernes, 3 de octubre de 2008

VENTAJAS DE LA CRISIS o al mal tiempo, buena cara

Hola, les pido que no me odien por el título. Siempre, ante algo malo, intento buscar algo positivo o la parte humorística, aunque no suela pesar tanto como la negativa. El caso es que mirando y leyendo aquí y allí le he visto cosas buenas a la crisis económica, y no penséis que a mí no me afecta pues lo hace y bastante.

Resulta que una servidora es ecologista no radical desde hace años y nadie le hace caso. Además me gusta aprender a hacer algunas cosas en plan casero ( soy una vergüenza para mis compañeros de carrera ), defiendo la artesanía y creo que en algunos casos ofrece mayor calidad que otros productos.

Por mi terror a la carretera aún no tengo carnet de conducir, ni coche, y no veáis el gustazo que es no tener que mantenerlo sin tener trabajo ja ja ja. Y ahora veo como la gran novedad algo que, al menos desde mi punto de vista, siempre me ha parecido coherente: conjugar economía o ahorro con el intentar minimizar el abuso medioambiental. Ejemplos de éstos los estamos viendo a patadas:

* La gente que vive cerca y trabaja en la misma zona, se turna para compartir coche, o usar el transporte colectivo si la comunicación es buena. Toda la vida me ha parecido algo lógico, pero yo antes era una rara.

* En los restaurantes se pide lo que se va a comer, y no por demás y mejor que sobre a que falte, como se hacía hace unos años. Si hay hambre, ya se pide otra cosa, pero mejor no un postre porque encarece mucho. Esto va bien para la figura y el control del colesterol ;).

* Por fin la gente se anima a comprar cargadores de pilas alcalinas para aparatos bulímicos de energía como las cámaras digitales. No es que sea un gran ahorro, pero el medioambiente lo agradece un montón.

*¿ De verdad está tan mal esa silla ? ¿ Y si la tapizamos, y si lo hacemos nosotros ? Una tarde entretenida para los más manitas.

* ¿ Y quien no sabe arreglar unos bajos de un pantalón ? El otro día vi como una bicoca esa labor por 5 euros y me quedé lela. Una cosa es que si en la tienda te ofrecen a hacerlo gratis o por un precio reducido pues digas,oye, vale. O que el arreglo sea complicado, entonces no vamos a arriesgarnos a cargarnos la ropa. Pero para coser un botón o subir unos bajos os juro por Snoopy que no hace falta ningún máster.

* Todo esto favorece que los ayuntamientos impartan cursillos de costura, manualidades, etc, cosa que ya se hacía antes, pero al ser minoritario parecía a veces que había cierta dejadez. Y esos cursillos son o bien gratuitos o muy baratos.

* Por fin somos más quienes tomamos apuntes por ambas caras del folio. Ya no nos sentimos solitos, snif, y los árboles pueden dormir mejor por las noches.

* Se me olvidaba, se están arrinconando las odiosas y contaminantes monodosis en productos que no necesitaban tanto mimo en su envasado. Y eso rebaja el coste final para el consumidor. O al menos debería...

*Hay gente que descubre el artista que lleva dentro y ha estado encerrado durante años. ¿ Qué tú no tienes de eso ? Prueba a coser un botón, pintarte tú sóla las uñas o alisarte el cabello en casa y, a lo mejor la primera vez no tanto, pero fijo que a la tercera te tiene que quedar una verdadera obra de arte.

Seguiremos con unos consejitos para ahorrar en cosas que parecen inocentes pero suman bastante a fin de mes...

1 comentario:

ITACA dijo...

La crisis agudiza el ingenio, si yo te contara... últimamente he vuelto al trueque y al hazlo tú mismo, porque si no, es que no llegamos. Muy buenos consejos y tienes toda la razón, al mal tiempo buena cara. Me ha hecho gracia porque he llegado hasta aquí por un comentario que dejaste en mi blog y hoy mismo acabo de publicar una entrada relacionada de algún modo con la crisis, pero diciendo que no hay que perder los sueños. Es otro enfoque, pero el ecologismo y el hazlo tú mismo ayudará un poco al bolsillo, que falta le hace

Learn to Speak Chinese

English meditation