viernes, 26 de septiembre de 2008

TIENDAS DE COMESTIBLES de paises lejanos

Hola de nuevo: casi seguro, si vivís en cuidades grandes o medianas, os habréis topado con tiendas de alimentación cuyos dueños y productos son chinos, rusos, argelinos, colombianos, y un largo etc. Y suelen tener un horario de apertura muy amplio, abriendo algunas incluso en domingo.

Pues la próxima vez que paséis pro delante de una, si no lo habéis hecho, entrad, aunque sólo sea por curiosidad. Por un lado, apoyareis a personas que ofrecen un servicio casi inexistente y que intentan ganarse la vida honradamente. Y por otro, maldeciréis a las tiendas de gourmet y vuestro bolsillo os lo agradecerá.

Yo vivo en Oviedo, y aquí todos son muy listos, todit@s: cuando algo sólo lo ofrece un comercio o cadena, lo cobran más caro que en otras provincias donde hay competencia. Pero aún así, sigue saliendo muy rentable. Yo os voy a hablar del caso de la comida oriental, pero es aplicable a todas estas tiendas de ultramarinos exóticas.

Recuerdo cuando iba corriendo una vez al año a ver la sección de productos de Oriente, cada año de un país diferente, organizado por una conocida cadena, y siempre me traía algo como unas salsas o una lata de lychies. Pensaba que el precio era adecuado, al fin y al cabo había que traer las cosas desde lejos. Menudo timo.

Cuando en mi cuidad abrió un pequeño supermercado dedicado a la alimentación, con productos típicos sobre todo de China pero con especialidades de toda Asia en los artículos más populares, yo fui una de las primeras en enterarme. Aquello me pareció un paraíso, pues por un precio muy reducido podía hacerme con un montón de algas, salsas y condimentos para cocinar yo en casa. Y cuando descubrí que algunos productos eran europeos y de tiendas de gourmet, y había bastante diferencia de precio con las tiendas especializadas, fue cuando me acordé de los parientes de los responsables de ciertas tiendas. Porque esta familia china no tiene esa tienda abierta por caridad, eso os lo aseguro.

Por aquel entonces sólo algún compañero de clase de chino y yo íbamos a comprar siendo occidentales, hasta veías cara de sorpresa entre la clientela de la tienda ( "ta1 qu4 nar3?", debían preguntarse, o lo que es lo mismo, "¿ a dónde va ? ). Curiosamente al saludar en chino y empezar a chapurrear con los de la tienda para aclararnos, la gente se tranquilizaba un poco, como diciendo "bah, está instruida, no se ha perdido".

Ahora los precios de los productos más demandados se han duplicado, y aún así siguen siendo menos de la mitad de los de otros sitios con más lujo, encima dan mejor resultado éstos. Por ejemplo, los lychies en lata que venden allí son los más gordos y deliciosos que me haya probado nunca, y el sésamo, tanto blanco como negro, es de una cadena de delicatessen francesa que importa cosas de Tailandia, creo recordar. Las variedades de tofu son de una cadena hispano-china, por tanto cumple perfectamente la legislación aquí vigente, y encima proviene de soja de agricultura ecológica. En general, doble de tamaño a mitad de precio.

Aunque hay cosas de las que no me fío, pues una ha estudiado bastante sobre el tema éste de la seguridad alimentaria en la facultad, y tengo mis neuras, así pues allá van unos consejos generales:

*Salvo casos puntuales como las setas deshidratadas, que sólo se suministran en sacos de unos 20 kg, desconfiad de los productos envasados in situ ( lo de las setas es obvio, sólo lo compran así los restaurantes ).

*En productos perecederos, mirad siempre la fecha de caducidad, y si por un casual no apareciera en idioma conocido por vosotros, absteneros. Ciertos productos muy típicos en sus países de origen aquí no triunfan. Yo sé chino, por ello no tengo problema, pero si fuera a una tienda africana y algo viniera sólo en suahili ( como se escriba ) pues no lo pillaría.

*Siempre hay alguien que se defienda en nuestra lengua, preguntadle por la manera de conservación, incluso de preparación ( frito, cocido, crudo, una pizca o un puñado ).

*Los productos frescos casi con toda seguridad son del país donde se vende, de todas formas no está de más enterarse de la seguridad alimentaria en el punto de origen.


Productos que os recomiendo comprar en éstas tiendas : té, setas deshidratadas y plantas medicinales poco frecuentes como el goji ( sigue en la próxima entrada ).

1 comentario:

Comprar productos de gourmet dijo...

Los supermercados chinos, aunque vendan productos de gourmet europeos, adquieren los productos que venden de gorma cooperaitiva, como cooperativa de compradores (el mismo sistema que las farmacias españolas, por ejemplo) Eso les permite que, al ser mayor la cantidad que compran, consiguen mejores precios. Las tiendas de gourmet tienen ese handicap.

Learn to Speak Chinese

English meditation