miércoles, 17 de septiembre de 2008

EXFOLIANTE CORPORAL CASERO

A fuerza de repetirme, colgaré aqui tambien mi receta casera de exfoliante corporal.. que no por ser casero, es menos eficaz. De echo.. yo juraria que es el que mejor resultados me da :

Todas sabréis que es importantísimo que a la hora de aplicar ciertos tratamientos cosméticos, la piel se encuentre libre de impurezas.. , para se encuentre mas receptiva a todos los principios activos que contienen las cremitas.. De nada sirve aplicarte un serum maravilloso..si la piel de tu cara parece una cebolla.. de capas y capas de pielecillas.. y células muertas.. Y lo mismo con los productos corporales.. de esta manera en los centros de estética.. si saben lo que hacen, antes de aplicarte cualquier tratamiento, te realizan una exfoliación corporal intensiva (o al menos al que yo voy..)

Al tema, que me lío como siempre.. Resulta que los productos exfoliantes corporales, o bien son muy suaves.. tipo geles de baño, o bien son frascos con poquita cantidad que no resisten dos asaltos.. o bien son caros, y de esto tratamos aqui.. de ahorrar y de la crisis (que existe.. existe..yo la he visto..)

Para ello utilizo lo que tengo en la despensa.. que no es otra cosa que sal marina, miel casera, y nata liquida. Con estos ingredientes hago una pasta espesa en un cuenco y después me la aplico en el baño, frotando bien todo el cuerpo, sobre todo zonas con tendencia a tener rugosidades, como codos, rodillas, talones.. La textura del producto lo vas regulando con la práctica, incluso si notáis que esta muy rugoso, os humedecéis la mano con agua.. y los gránulos de sal se disuelven un poco y rascan menos. Ahora yo se que la prefiero mas espesa.. porque si le aplico mucha nata.. el producto se me escurre entre los dedos. y le echo mas sal marina (utilizo una sal marina de mesa, pero no la finita de todo.. sino la de grano medio.. ) y menos miel y nata.

Lo aplico por todo el cuerpo, con masajes circulares antes de meterme en la bañera. Los viernes suelo darme un caprichito... y es preparar el baño con agua calentita, alguna esencia en el agua, alguna infusión que vierto en el agua... Después sin retirarme el producto exfoliante, me sumerjo en el agua... y alli me quedo. Diréis.. “que pringue!!”, y yo os digo que todo lo contrario..la sal se disuelve, la miel se disuelve, y la nata idem.. todo se queda en el agua de la bañera.. y justamente hacen del baño un momento de belleza total. La sal marina, la miel, la nata.. todo es buenísimo para la piel.. y los principios penetran mejor después de tener la piel templadita, y perfectamente exfoliada.. Después me aclaro.. me aplico un gel de baño si me apetece.. y si no, me seco y me aplico alguna crema corporal, aunque no sea necesario, pues la piel queda hidratada.

Os juro que la piel queda suave e incluso puede que con un delicado aroma a miel.Nada que envidiar a ningún gel exfoliante, ni ningún producto corporal especifico .. y al menos sabéis que estáis usando productos totalmente naturales..

Probarlo.. palabra de Txiqui ahorradora y apañadita..

1 comentario:

vir dijo...

me gusta tu exfoliante... ahora te cuento yo el que yo me hago, que es también muy fácil y de resultados espectaculares: crema hidratante normalita y café molido. Ya está. Te lo pones en la ducha recién limpia y te frotas bien agusto. Ya me dirás.... saludos!!

Learn to Speak Chinese

English meditation